¡QUIERO ADOPTARLA!

ACTUALIZACIÓN 7/09

¿Dónde está la familia de nuestra AIRIS?

Un año lleva esta preciosidad de perra en adopción. UN AÑO.
Una perrita de 8 kilos, pequeñísima, educadísima, maravillosa.
Ha sufrido el maltrato más cruel y sádico que puede soportar un perro, llegando incluso a perder un ojo y numerosos dientes por las palizas que le propinaba su anterior humano.
Ha superado todos sus traumas con una fortaleza impresionante, convirtiéndose en una perrita realmente maravillosa, cariñosa, manejable, de fácil adaptación y con un carácter muy dulce, meloso y prácticamente perfecto, en contraposición a lo que era hace meses, un alma que lo único que conocía era el miedo y la desolación.

Airis es cariñosísima. De estas perritas que te comen a besos, que se duermen sobre tu regazo y te agradecen cualquier gesto de cariño que le ofrezcas. Es sociable con todo tipo de perros, compatible con gatos, educada en casa y muy juguetona y divertida en la calle y con juguetes.
Encima es absolutamente PRECIOSA; una mini podenquita blanquísima. Vale, sí, le falta un ojito… pero, ¿es ese un motivo para no enamorar a nadie? ¿para no merecer una familia? ¿la MEJOR familia del mundo, después de todo lo que ha sufrido?

Seguimos intentándolo. Airis merece una vida tan maravillosa como ella y no queremos que pase un solo día más siendo invisible.

 

ACTUALIZACIÓN 20/06

Hemos tenido que enuclear el ojito ciego de Airis por riesgo de glaucoma en el futuro y porque la pequeña tenía mucha molestia. Se está recuperando genial.

Ha mejorado muchísimo de sus miedos y ya es una perrita con un carácter normal. Aunque sigue siendo una perrita tímida y asustadiza, ha superado casi por completo sus traumas y ahora se muestra extremadamente cariñosa con las personas en las que confía y muy receptiva con los extraños. Es una perrita extremadamente dulce, cariñosa y fiel una vez que te ganas su cariño. En casa es muy educada, tranquila y disfruta durmiendo a tu lado. Se lleva de maravilla con otros perros, en los que se apoya muchísimo, y es compatible con gatos. Tiene un añito y medio y pesa apenas 8 kg.

¿QUÉ TE HICIERON, AIRIS?

La primera imagen que os enseñamos de Airis es, posiblemente, una de las más desgarradoras que hemos visto en mucho tiempo: una pequeña criatura acurrucada en el único lugar que ha considerado seguro, una piscina vacía y abandonada… un triste reflejo de lo que ha sido su vida hasta hace poco.

La historia de Airis es terriblemente triste.
Airis es una podenquita que tenía “algo” que se asemejaba a un dueño. Una persona que la tenía en una parcela por tenerla, porque cuidados y cariño recibía los justos…
Allí la ha tenido, muerta del asco, hasta que un día se cansó de su presencia y quiso regalarla.
Las personas de la zona se movilizaron, hasta que la triste historia de Airis llegó a oídos de una bella persona, Lourdes, que quiso ofrecerle la oportunidad que nunca había tenido de vivir una vida digna.

El estado de Airis era mucho peor de lo que pudo imaginar nunca. Se encontró ante un animal atemorizado, terriblemente triste, mal cuidado y destrozado. Estaba coja de una pata y que había sido maltratada era algo palpable.
Podéis apreciar perfectamente que su carita está desfigurada, evidentemente por un golpe. A consecuencia de ello, ha perdido la visión de un ojito…

Lamentablemente, pocos días después de rescatarla, Airis se escapó de donde estaba.
Fijaos cómo son de fieles estos seres, cómo perdonan, cómo aman… que Airis volvió a la parcela en la que se encontraba su antiguo dueño 😢
Por ello, más rabia nos da pensar en todo lo que aquel señor pudo hacerle. Una persona como él no se merece el afecto de un animal como Airis…

Airis volvió con las personas que la rescataron. Nuestra amiga Ana la acogió y desde entonces la pequeña ha conocido, por fin, lo bonita que es la vida cuando te respetan, te quieren y te tratan con la dignidad que mereces.
En los meses que lleva con ella, Airis ha cambiado muchísimo y ha empezado a vivir de verdad.

Airis es un caso muy, muy especial. Tan especial, como difícil.
Es una podenquita con muchos traumas. Algo totalmente comprensible después de sus terribles vivencias. Aun así, aunque es una perrita muy asustadiza y sensible y tiene miedo a los desconocidos, es un absoluto amor cuando coge confianza. Es cariñosisíma, se porta genial en casa y es super obediente, hasta el punto de poder ir ya suelta por el campo, con su mami de acogida, sin miedo a que se escape.

Es posible que estemos ante uno de esos casos imposibles.
Tenemos una podenca con un ojito ciego, coja de una pata (se le han hecho radiografías y no se le ve absolutamente nada) y con muchos miedos. El cóctel perfecto para pasar totalmente desapercibida y no encontrar hogar jamás.
Pero hemos prometido que vamos a intentarlo, eso es lo que haremos y sabéis que no vamos a redirnos 💪

Airis es una podenquita blanca PRECIOSA de tamaño muy pequeño y muy jovencita. Pesa sólo 7 kilitos y tiene sólo un añito de vida. SOLO UNO. A saber lo que le habrán hecho para que un animalito tan joven tenga tanto miedo…
Aun así, como hemos explicado, Airis está aprendiendo a confiar, cada día está mejor gracias a Ana y cuango coge confianza es una perrita EXTRAORDINARIA.
Se lleva fenomenal con otros perros, en los que se apoya muchísimo y a los que imita, en casa se porta genial y por lo demás está completamente sana.

Sabemos que AIRIS es un caso muy especial.
Por eso buscamos un ÁNGEL que adopte con el corazón, de verdad y para siempre 
Está en Córdoba, pero puede viajar a donde sea necesario.