¡QUIERO ADOPTARLO!

ANDER es un cachorro de bodeguero que apareció vagando solo por la carretera. Una chica presenció cómo un coche lo golpeaba y no pudo mirar hacia otro lado. Se lo llevó a casa, y una vez en el veterinario supieron que tenía una fractura de fémur brutal. En seguida nos movilizamos para conseguir ayuda para su operación, y afortunadamente pudimos conseguirlo gracias a David y Laura, personas maravillosas, que no dudaron en sufragar TODA la operación que necesitaba el pequeño.
Una vez en la operación, los veterinarios supieron que su fractura era más antigua de lo que creíamos, así que no era el primer golpe que le daba un coche… está vivo de milagro…

Su recuperación ha ido super bien, gracias los cuidados de su mami Rocío que lo tiene entre algodones. Es un perrito muy fuerte y en apenas dos semanas ya estaba casi totalmente recuperado. A falta de unos días más de reposo y un poco de cuidado, Ander ya está listo para ser adoptado. Podrá hacer vida normal el resto de su vida, ya que al tratarse de un cachorro su hueso ha soldado de maravilla.

Es un cachorro BUENÍSIMO, super cariñoso, mimosín y simpático que todo lo que quiere son mimos, juegos y estar en bracitos. Tiene apenas 10 meses, es un cachorrín de bodeguero de apenas 5 kg, ¡super chiquitín!, con un carácter maravilloso.  En casa se porta genial y es super obediente. Se lleva de maravilla con otros perros y es compatible con gatos.
¿Quieres ofrecerle la vida que le negaron al abandonarle? Escríbenos.
Está en Sevilla, pero puede viajar a donde sea necesario.