¡QUIERO ADOPTARLO!

Esta maravilla de galgo fue recogido de una cuneta, lleno de magulladuras, heridas y calvas. Nuestra amiga Eva se topó con él y no fue capaz de mirar a otro lado. Además, sorprendentemente, el galguito no huyó ante la llamada de ayuda. Todo lo contrario. Acudió super contento, moviendo su rabito y con sus orejitas gachas, suspirando aliviado, como si agradeciera que, al fin, alguien le prestase atención.

BRODY es un perro marcado.
Marcado por la miseria, la desgracia y el maltrato…
Brody tiene cicatrices por mordeduras de otros perros, por quemaduras de cigarro, por desgarros que a saber cómo se ha, o le han hecho. Algunas heridas todavía eran recientes cuando apareció su ángel.
De todo eso, en su demacrado cuerpo ya sólo quedan cicatrices. Cicatrices que desvelan una vida de mierda cuyas dimensiones catastróficas no alcanzamos a imaginar.
¿Cuántas cosas habrá tenido que pasar? ¿Cuánto habrá sufrido en sus tres años de vida? …

Y a pesar de todo, sorprendentemente, Brody es un perro sin miedos. Ha sido capaz de superar toda adversidad que haya padecido, ha podido perdonar, y no guarda rencor ni temor alguno.
Por el contrario, es un perro extremadamente cariñoso, amable, noble, paciente y simpático. Sociable con perros, con gatos y maravilloso con las personas. A pesar de todo el sufrimiento que su cuerpo delata que ha vivido, Brody mira al futuro con una enorme sonrisa.

Tiene unos 3 años de vida y un peso de 24 kg. Es un galgo alto pero muy fino, esbelto y con una figura digna de un dios.
Su carácter no puede ser más perfecto y se muestra cariñoso y confiado desde el primer día, además de un saber estar y una educación en casa impresionantes. Es muy tranquilo, dormilón y pacífico, pero no ha perdido esa chispita de juventud que le hace ser tremendamente divertido y juguetón. Y eso se nota en sus ojos, que brillan con una dulzura muy especial 

Nunca conoceremos el pasado de Brody, pero sí sabemos cómo será su futuro y queremos que sea muy, muy feliz 
BRODY está en Sevilla, pero puede viajar a donde sea necesario.