¡QUIERO ADOPTARLO!

DALÍ ha sido devuelto después de cuatro años adoptado. Cuatro. El motivo, que es agresivo con otros perros. Que lo han intentado todo, pero nada ha dado resultado. Hasta nos han dicho que no hablemos con un adiestrador, que es para nada.
Perdonadnos si nuestra primera reacción ante estos casos es dudar.
La experiencia nos ha enseñado que todo perro tiende al equilibrio, y que no son agresivos con otros animales porque sí. Siempre, recalcamos, SIEMPRE, hay un factor humano. Un humano que no ha sabido/podido/querido solucionar el problema.
En el caso de Dalí lo tenemos claro. Sus propios dueños nos dijeron que ya no salía a pasear. Algo evidente, dado el estado de brutal ansiedad y falta muscular que tiene el pobre perro.
Es muy buena solución tratar los problemas de “agresividad” de tu perro no sacándole a pasear y mantenerlo dentro de casa. Sí, maravillosa solución.

¿Y por qué ponemos agresividad entre comillas? Porque, como siempre, de la misa la mitad. Dos días ha necesitado la criatura para desfogarse, tener una rutina, algunas correcciones y mucho cariño, para que hoy ya haya estado en un parque relacionándose con otros perros, hasta queriendo jugar, y conviviendo con uno.
Es cierto que se pone un poco tenso, pero lo raro es que no lo hiciera después de haber estado sin relacionarse a saber cuánto tiempo.
Pero lo que más nos ha dolido de todo, es el estado en el que está el animal después de haber estado 4 años en una casa. Delgado, sin músculos y con el pelo áspero y sin brillo. Todo consecuencia de haber estado sometido a estrés.

Ya han pasado días de aquello.
Dalí está viviendo en acogida con Ignacio y M.Ángeles, personas maravillosas a las que no les importó lo que dijeran de él. Le han abierto las puertas de su casa, y Dalí está sabiendo agradecerlo. No echa de menos, en absoluto, su anterior vida 😊

Tras valorar su comportamiento, ya podemos afirmar que Dalí no es agresivo con otros perros, ni mucho menos. Simplemente estaba estresado y el poco contacto que ha tenido con ellos ha hecho que no sepa comunicarse debidamente. Pero está conviviendo con una galguita a la que adora y que lo tiene bien firme, se ha relacionado ya con todo tipo de perros y es perfectamente manejable y para nada como nos decían. Hasta ha querido jugar con alguno.

DALÍ es un galgo de unos 6 años. No puede ser más CARIÑOSO, con mayúsculas, y agradecido. Es super mimosón, da abracitos y agradece cualquier gesto de cariño que se le ofrezca. Lo único que quiere son mimos y estar encima de alguien.
En casa es super tranquilo, educado y dormilón, y es super obediente.
Con otros perros se lleva bien, pero es preferible que si tiene compañeros sean de su tamaño o medianos, ya que con los perros pequeños se pone un poco nervioso.
Necesita una familia que le dé actividad y siga trabajando con él lo poquito que le queda para ser el perro perfecto.
Es una preciosidad, muy alto, fino y esbelto 

Está en Sevilla, pero puede viajar a donde sea necesario.