¡QUIERO ADOPTARLO!

Nuestra compañera Maite, corazón inquieto donde los haya, se topó con este pequeñín una tarde. Él se le acercó, le hizo saber que necesitaba ayuda y Maite no se lo pensó. Como siempre, otra criatura sin chip. Sin un lugar al que volver ni una persona que le estuviera esperando.
El pequeño HENRY, que así hemos llamado a esta preciosidad, lleva unas semanas con nosotras esperando por si alguien le reclamaba. Pero no ha sido así, así que ha pasado a formar parte de nuestra familia mientras buscamos para él la vida que sin duda se merece.

HENRY es un precioso cachorrón de apenas un añito de vida. Un original cruce de bodeguero super pequeñín, de 9 kilillos de peso, orejitas locas y nariz rosada. Las fotos no le hacen justicia, de verdad que no.
Primero, porque no se aprecia lo pequeñísimo que es. Más bajito que un bodeguero, super chiquitín. Se acerca más a un Jack Russell.
Segundo porque no sale todo lo guapísimo que es en realidad. ENAMORA. Y encima es super original, único en su especie.
Y tercero, porque por desgracia las fotos no pueden mostraros el carácter de un animal. Y es que HENRY tiene un carácter PERFECTO. Es super cariñoso, mimosón y simpático. Hace con todo el mundo y se lleva fenomenal con cualquier perro. Sabe estar tranquilo cuando tiene que estarlo y sacar su nervio de terrier cuando toca jugar y hacer el loco. En casa es muy educado, sabe ir en coche, pasear con correa y es muy inteligente, con una mirada casi humana.
Es un perrito noble, fiel y obediente con su gente y sociable y cariñoso con cualquier persona. ¿Se le puede pedir algo más? 

Henry tiene apenas un añito de vida y como decimos es muy chiquitín, mucho más de lo que se aprecia en fotos.
Buscamos una familia que merezca un perrete tan especial 

Está en Sevilla, pero puede viajar a donde sea necesario.