¡QUIERO ADOPTARLA!

Neka fue encontrada rebuscando en unos contenedores de basura a pie de carretera. No hizo falta más que un “ven, pequeña”, para que viniese corriendo a nuestro encuentro ante nuestro total asombro. Ya sabéis que los galgos por lo general son esquivos y para capturarles hay que desplegar todo un dispositivo de rescate. Pero Neka era diferente. Ella quería ser rescatada. Se montó en el coche y casi pareció sonreír. Estaba muerta de frío y hambre y jamás habíamos visto una alegría y un agradecimiento como los que ella nos mostró anoche.

Como de costumbre, no tenía chip ni ningún elemento de identificación que nos permitiese localizar a ningún dueño. Tampoco estaba bien cuidada.

Podríamos decir que Neka representa esa imagen de princesa aventurera, libre, inconformista y extrovertida que rompe todos los esquemas para perseguir sus sueños y vivir la vida como le dicta su corazón 

Así es ella. Una explosión de alegría, locura y buen rollo. Una simpática cachorra de apenas un año que se toma la vida como una aventura constante. Para ella, cualquier momento es bueno para pegar unas carreras con cualquier amigo que esté dispuesto a jugar con ella. Todo momento es bueno para hacer travesuras y sacarnos sonrisas. Porque, y esta es una de sus más fascinantes cualidades, es absolutamente imposible no reírse con sus ocurrencias y travesuras.

Aun así, a pesar de sus ganas de marcha y su corta edad, Neka es una perra buenísima. Una princesa que se porta fenomenal en casa, es educadísima, tranquila, dormilona y obediente. Su perdición es dormir muchas horas en brazos de las personas a las que quiere. Le encantan los mimos, que la soben y la achuchen todo lo posible. No puede ser más extraordinariamente cariñosa, pegajosa y dulce.
Con otros perros es genial, super juguetona y simpática. Y con las personas un absoluto amor. Otra joyita, y de las buenas

Neka tiene un carácter perfecto, tiene apenas un año de vida, es absolutamente PRECIOSA y es una de las galguitas más pequeñitas que hemos tenido en la familia, con apenas 17 kg de peso. Al lado de sus compañeros es como la mitad, una galgui muy pequeña, y eso la hace ser totalmente única 
Por todo ello, que alguien nos explique por qué el mundo entero no se está peleando por adoptarla. Le falla el color, ¿no? Ay, si fuera blanca… si fuera blanca habríamos recibido mil correos como pasa con su compi Novah…

Neka lleva con nosotras un mes. Un mes en el que hemos disfrutado de ella como pocas veces lo hemos hecho. Una perrita que nos ha robado el corazón irremediablemente y para la que queremos la mejor vida posible, porque se la merece. Si pudiéseis conocerla aunque sólo sea unos minutos… Si pudierais tocar su brillante y suave pelaje, ser testigos de sus locuras, su increíble velocidad, y pudierais experimentar esa sensación que transmite cuando te pone la cabecita en las manos y en el pecho para que la abraces y la acaricies… os ibais a odiar por no haber dado el paso antes 

DALE UN HOGAR A NEKA.
Está en Sevilla, pero puede viajar a donde sea necesario.