¡QUIERO ADOPTARLA!

Nirvana es una galguita que llevaba meses vagando por el mismo lugar, y que, como de costumbre, se cruzó en el camino de nuestra loca Victoria. Y es que creemos que los animales ya la buscan, porque saben perfectamente a quien arrimarse 😊
Esta galguita llamó mucho nuestra atención. Tenía mucho miedo y siempre mantenía una distancia prudencial con los humanos. Pero con un poquito de paciencia, Victoria consiguió que comiera de su mano. Era evidente que quería ser rescatada y, aunque el miedo era muy grande, el hambre y un pequeño atisbo de esperanza en su alma le daban el valor suficiente para acercarse a las personas tímidamente.
El procedimiento que siguió a continuación ya lo conocéis. Semanas de rutina, mucha paciencia, horas y ganas de salvar una vida hacen posible que, cuando todo está preparado, Miguel y Belén puedan obrar su magia para capturar, con el éxito más rotundo, a cualquier animal que se marquen como objetivo.
Esta pequeña no fue menos, y la eficacia de nuestros rescatadores sumada a esa pequeña lucecilla de confianza que tenía la perrita, hicieron posible un rescate fácil y rápido. Ahora, ya a salvo y perfectamente ubicada en casa de Miguel y Belén, que volverán a alegrarnos la vida siendo sus papis de acogida, nos toca darlo todo por ella y no descansar hasta que le encontremos el mejor hogar del mundo.
Una cadena que no puede ser más jodidamente perfecta y que tiene como único fin SALVAR todas las vidas que podamos…

NIRVANA, que así hemos llamado a esta guapísima galguita de carita fina y enormes orejas, ya está a salvo y empezando a conocer aquello que nunca ha podido disfrutar. Tiene unos dos añitos y es una galguita alta, fuerte y preciosa, con 25 kg de peso, un precioso manto negro que tendrá que recuperar todo su brillo y una carita que no se puede aguantar de bonita que es  es preciosa y tiene unas orejitas super grandes que la hacen super simpática y maravillosamente única.
No tiene miedos. Aunque es algo tímida al principio, con las personas es un absoluto amor, muy cariñosa, mimosona y noble. Con otros perros se lleva muy bien y le gusta estar acompañada por sus congéneres, con los que es buena y respetuosa.
En casa se porta de maravilla. Es una perra muy tranquila, dormilona y educada, a pesar del poquito tiempo que lleva rescatada. Tiene una dulzura especial y es capaz de enamorar en segundos.

Está en Sevilla, pero puede viajar a donde sea necesario.