¡QUIERO ADOPTARLO!

PATCH es un precioso podenquito maneto. Por lo que sabemos llevaba al menos 5 meses en la calle. Los vecinos de la zona le habían construido una casita con un colchoncito y mantas y le ponían de comer cada día. Le tenían perfectamente atendido, a pesar de tener que buscarse la vida para sortear los peligros de la calle y seguir vivo. Aun así, en todo este tiempo nadie le ha abierto las puertas de su casa. Patch vivía en la calle. Cuando conocimos su situación, y le vimos, fuimos incapaces de quedarnos de brazos cruzados a pesar de estar totalmente saturadas.
Es un perro robusto, fuerte y compacto. Por eso pesa 12 kg, pero es muy pequeñín y apenas llega por las rodillas. Un “tanquete”, como cariñosamente le llamamos 
En casa no se puede portar mejor. Es muy tranquilo, bueno y educado. Se lleva bien con otros perros y con las personas es una exquisitez. No puede ser más cariñoso, sobón y simpático. Lo que más le gusta es dormir sobre un regazo mientras le llueven caricias y besitos.
También, es un perro con gran energía y vitalidad. Disfruta haciendo ejercicio, corriendo y manteniendo la mente ocupada. Goza de una gran inteligencia, y por eso necesita una familia que le dedique tiempo y busque un perro para disfrutar con él.
Patch es un pequeño todoterreno. Puede con todo, se adapta a todo y disfruta la vida tal como viene. Es una explosión de alegría constante y un torbellino de felicidad que lleva la fiesta allá donde esté.
No hay otro como él. Es muy especial y, posiblemente, el perro más chulo y original que hemos conocido.

Es un perro maravilloso, y ya le toca encontrar su lugar en el mundo. Ayudadnos a ayudarle, por fa!
Está en Sevilla, pero puede viajar a donde sea necesario.